Cuenca

La ciudad de Cuenca, está localizada en la zona meridional de la cordillera ecuatoriana, centro sur de Ecuador, a 450 km. al sur de la capital del país, Quito, y a 243 km. de Guayaquil, el principal puerto de Ecuador. Es la capital de la provincia de Azuay y sede administrativa de la Zona 6 (o Región Centro-sur) que conforman las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago.

En la actualidad cuenta con 627.125 habitantes y es la tercera ciudad ecuatoriana en población luego de Guayaquil y Quito.

Los primeros pobladores fueron los cañaris y le dieron el nombre de Guapdondélig, que significa “llanura amplia como el cielo”. Luego de la conquista inca a fines del SXIV se la llamó Tomebamba o Tumipamba y pasó a ser el centro administrativo del norte inca y la segunda ciudad en importancia del Imperio Inca. Durante la expedición conquistadora de los incas al norte, en época del imperio de Pachacútec o Pachacuti, el  inca Tupac Yupanqui, hijo de Pachacuti, tuvo en la ciudad de Tomebamba a su hijo Huayna Cápac, quien luego sería el penúltimo emperador inca. En 1533 la ciudad fue conquistada por los españoles y el 12 de abril de 1557 refundada por Don Gil Ramírez Dávalos como Santa María de los Cuatro Ríos de Cuenca en honor a la ciudad española de Cuenca, donde nació en 1510 el Virrey de Lima, Andrés Hurtado de Mendoza y Cabrera quien encargó su fundación. Con el paso del tiempo el nombre Santa María de los Cuatro Ríos de Cuenca pasó a ser simplemente Cuenca. El 3 de noviembre de 1820 la ciudad de Cuenca declaró la independencia a España, pero ésta recién fue efectiva el 24 de mayo de 1822, en la Batalla de Pichincha.

Naturalmente la ciudad de Cuenca está dividida en tres terrazas y subdividida por el río Tomebamba en dos partes. En la terraza media se encuentra el centro histórico de la ciudad con sus estrechas calles, casas coloniales y majestuosas iglesias. La plaza central está a 2550 msnm. Se distinguen en su paisaje las cúpulas celestes de la Catedral Nueva.

La traza de la ciudad es de calles ortogonales, de tipo damero, según imponían las normas españolas en época colonial. La mayoría de las casas llamadas históricas, son posteriores a la época de dominación española y fueron construidas en el SXIX durante el período conocido como “época republicana”. También existen varios edificios de valor arquitectónicos del SXVIII, tales como los conventos de clausura de El Carmen y de la Inmaculada Concepción y un sector de la antigua Catedral.

En 1999 el centro histórico de Cuenca fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, organismo que en su documento reconoce en Cuenca “la belleza de su centro histórico, con un tipo particular de arquitectura republicana” y “la armonía que guarda con su entorno geográfico”.

La zona conocida como “el barranco” es un accidente natural que separa el casco histórico de la parte moderna de la ciudad ubicada en la terraza baja de Cuenca. Allí se encuentra la “nueva” Cuenca con modernos edificios, centros comerciales, grandes avenidas y nuevos barrios residenciales.

Además del río Tomebamba, la ciudad de Cuenca está atravesada por los ríos Tarqui, Yanuncay, y Machangara.

El clima en Cuenca es muy bueno. Tiene una temperatura media de 7° a 15° en invierno y de 12° a 25° en verano. Lo que la hace, entre otras cosas. Atractiva para que muchos jubilados extranjeros, especialmente de Estados Unidos, Australia y Europa) la elijan como lugar de residencia.

La actividad cultural de Cuenca es intensa. Entre las diversas actividades que se desarrollas se encuentran el Festival de Artes Escénicas y la Bienal Internacional de Cuenca, único evento de artes plásticas que se realiza en Ecuador.

También son muy concurridas y recomendables para el visitante las fiestas populares donde la gente y el color ganan la calle. En junio se celebra la fiesta del Corpus Christi. Y el 2 y 3 de noviembre se arma una saga de días de fiesta al juntarse la Fiesta de los Fieles Difuntos, el 2 de noviembre y los festejos de la Independencia, el 3 de noviembre.  Otra fiesta recomendable y llena de tradición es el Pase del Niño Viajero, que se realiza entre noviembre y marzo, antes de Carnaval, y en ellos niños y niñas recorren las calles disfrazados de pastores, cholos, cholas, gitanos, etcétera.

Existen numerosos museos en Cuenca, entre los que se pueden destacar los siguientes: Museo de la cerámica, Museo del Sombrero de Paja Toquilla (o sombrero Panamá), Museo de la Antigua Catedral, Museo de las Culturas Aborígenes (con más de 8000 piezas), Museo de la identidad Cañari, Museo de Tierra y Artes del Fuego, ubicado en la “Casa de Chahuarchimbana”, y numerosos más.

Además de ser conocida por la fabricación de los sombreros Panamá, la ciudad de Cuenca se destaca en las cerámicas, el cuero y una gran variedad en joyas de plata y oro.

Cuenca fue desde sus inicios y lo sigue siendo hoy en día, un lugar de encuentro entre la costa y la Amazonia, una zona de acercamiento entre culturas diversas.

Así es Cuenca, una ciudad que respira historia y proyecta modernidad sin negar su pasado. Una ciudad muy recomendable para quienes valoren la arquitectura, la historia y quieran sacar esas fotos geniales, dignas de la National Geographic.

www.guiadeecuador.com.ar ©

Trackbacks / Pingbacks

  1. Quito | ECUADOR
  2. Sombreros Panamá | ECUADOR

Deja un comentario

*